Protección Civil y Emergencia Escolar

 

                                        

Primeros Auxilios 

 La gran cantidad de riesgo que cotidianamente tenemos de sufrir o presenciar un accidente de diversa índole es motivo más que suficiente para incluir esta sección de Primeros Auxilios.

Todo el material aquí expuesto ha sido cuidadosamente revisado y no pretende otra cosa mas que el de instruir a toda persona que quiera aprender y tenga la buena voluntad de aplicar tales conocimientos por el bien de cualquier  desdichado ser que está pasando por un momento de angustia como es el de sufrir un Accidente.

La información aquí entregada ha sido reproducida del Manual de Primeros Auxilios y Auto-cuidado de la Cruz Roja Colombiana.


 

 

 PRIMEROS AUXILIOS

Se entienden por primeros auxilios, los cuidados inmediatos, adecuados y provisionales prestados a las personas accidentadas o con enfermedad antes de ser atendidos en un centro asistencial.

OBJETIVOS

Los objetivos de los primeros auxilios son:

a. Conservar la vida.
b. Evitar complicaciones físicas y psicológicas.
c. ayudar a la recuperación.
d. Asegurar el traslado de los accidentados a un centro asistencial.

 
NORMAS GENERALES PARA PRESTAR PRIMEROS AUXILIOS

Ante un accidente que requiere la atención de primeros auxilios, usted como auxiliador debe recordar las siguientes normas:  

  Actúe si tiene seguridad de lo que va ha hacer, si duda, es preferible no hacer nada, porque es probable que el auxilio que preste no sea adecuado y que contribuya a agravar al lesionado.

  Conserve la tranquilidad para actuar con serenidad y rapidez, esto da confianza al lesionado y a sus acompañantes. Además contribuye a la ejecución correcta y oportuna de las técnicas y procedimientos necesarios para prestar un primer auxilio. De su actitud depende la vida de los heridos; evite el pánico.

  No se retire del lado de la víctima; si esta solo, solicite la ayuda necesaria (elementos, transporte, etc.).

  Efectúe una revisión de la víctima, para descubrir lesiones distintas a la que motivo la atención y que no pueden ser manifestadas por esta o sus acompañantes.


Ejemplo:
una persona quemada que simultáneamente presenta fracturas y a las cuales muchas veces no se les presta suficiente atención por ser más visible la quemadura.

 Haga la valoración de la víctima, de acuerdo con:
 

 

  No olvide que las posibilidades de supervivencia de una persona que necesita atención inmediata son mayores, si está es adecuada y si el transporte es rápido y apropiado.

  Haga una identificación completa de la víctima, de sus acompañantes y registre la hora en que se produjo la lesión.

  Dé órdenes claras y precisas durante el procedimiento de primeros auxilios.

  Inspeccione el lugar del accidente y organice los primeros auxilios, según sus capacidades físicas y juicio personal.

  "No luche contra lo imposible".


Ejemplo:


En un accidente de transito, una persona está aprisionada por el peso del vehículo, físicamente usted no puede moverlo, pues sus fuerzas físicas no son suficientes; otras personas requieren su ayuda inmediata.

  Evite el saqueo hasta donde sea posible, sin descuidar la salud de los accidentados. Delegue este tipo de funciones a otras personas.


PROCEDIMIENTO PARA PRESTAR PRIMEROS AUXILIOS

Para prestar los primeros auxilios usted debe hacer lo siguiente:

  Organice un cordón humano con las personas no accidentadas; esto no sólo facilita su acción, sino que permite que los accidentados tengan suficiente aire.

  Pregunte a los presentes quiénes tienen conocimientos de primeros auxilios para que le ayuden.

  Preste atención inmediata en el siguiente orden, los que:

1. Sangran abundantemente.
2. No presenten señales de vida (muerte aparente).
3. Presenten quemaduras graves.
4. Presentan síntomas de fracturas.
5. Tienen heridas leves.

  Una vez prestados los primeros auxilios, si es necesario, traslade al lesionado al centro de salud u hospital más cercano.

PRECAUCIONES GENERALES PARA PRESTAR PRIMEROS AUXILIOS

En todo procedimiento de primeros auxilios usted como auxiliador debe hacer lo siguiente:

  Determine posibles peligros en el lugar del accidente y ubique a la víctima en un lugar seguro.

  Comuníquese continuamente con la víctima, su familia o vecinos.

  Afloje las ropas del accidentado y compruebe si las vías respiratorias están libres de cuerpos extraños.

  Cuando realice la valoración general de la víctima, evite movimientos innecesarios; NO trate de vestirlo.

  Si la víctima está consciente, pídale que mueva cada una de sus cuatro extremidades, para determinar sensibilidad y movimiento.

  Coloque a la víctima en posición lateral, para evitar acumulación de secreciones que obstruyan las vías respiratorias (vómito y mucosidades).

  Cubra al lesionado para mantenerle la temperatura corporal.

  Proporcione seguridad emocional y física.

  No obligue al lesionado a levantarse o moverse especialmente si se sospecha fractura, antes es necesario inmovilizarlo.

  No administre medicamentos, excepto analgésicos, si es necesario.

  No dé líquidos por vía oral a personas con alteraciones de la consciencia.

  No dé licor en ningún caso.

  No haga comentarios sobre el estado de salud de el lesionado, especialmente si ésta se encuentra inconsciente.


Qué es Salud?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Salud no es solo la ausencia de enfermedad, sino resume la salud con el siguiente concepto,

Salud:"Es el estado de completo bienestar tanto  físico, social y psicológico".

En base a esto podemos entonces comprender que la Enfermedad se manifiesta en un individuo cuando uno de estos factores está alterado.

Antes de adentrarnos en los temas relacionados con Salud, es necesario conocer ciertos conceptos de importancia, que más adelante serán mencionados indistintamente, dados como conocidos, por lo tanto se recomienda echar un vistazo antes de seguir.

Conceptos de Importancia

Acidosis:     La acidosis corresponde a un aumento de la acidez de la sangre a causa del desequilibrio ácido básico del organismo. Es un trastorno serio, resultante de la acumulación de bióxido de carbono en la sangre, acompañada a menudo de diabetes, enfermedad renal o inanición. El tratamiento consiste en subsanar la causa básica.

Cianosis:     Coloración azulada de la piel, que se observa con mayor frecuencia en los labios. Se debe a una falta de oxígeno en la sangre, que a su vez puede ser producto del enlentecimiento de la circulación superficial en los ambientes fríos, de la falta de oxigenación total de la sangre por parte de los pulmones, insuficiencia cardíaca, neumonía, asfixia o sobredosis de ciertos medicamentos. También se produce en niños con algunas formas de cardiopatía congénita (Niño Azul). El tratamiento depende de la causa.

Glucosuria: Es la presencia de azúcar en la orina. Normalmente no hay presencia de azúcar en la orina pues toda es reabsorbida a nivel renal.

Ictericia:    Se denomina ictericia la coloración amarillenta de la piel y las escleras (parte blanca del ojo), por acumulación de pigmento biliar en el organismo.

Polifagia:    Corresponde al aumento de la ingestión de alimentos

Polidipsia:    Es la necesidad de beber abundante agua

Poliuria:    Diuresis diaria superior a 2.000 ml, es decir aumento notorio de la orina

Signo:   Son las manifestaciones objetivas de la enfermedad, vale decir, de alguna enfermedad es lo que puede ser observado o advertido, ya sea a simple vista o mediante el examen físico por parte del médico, por ejemplo: edema, ictericia.

Síntoma : Se llaman síntomas a las manifestaciones subjetivas de la enfermedad, es decir, aquellas que son percibidas exclusivamente por el paciente, como por ejemplo: el Dolor, la angustia.

Síndrome: Corresponde a un grupo de Signos y Síntomas que indican la existencia de una enfermedad o trastorno concreto.

Capitulo 2

EXAMEN DE LA PERSONA ACCIDENTADA

Aspectos Importantes


Indague sobre el estado de la conciencia

  Mediante un examen completo del accidentado se pretende explorar todos los Signos físicos y cambios de comportamiento que éste pudiera presentar.
Usualmente se practica después que el auxiliador ha escuchado la historia del caso y los síntomas que manifiesta el lesionado.

  El Examen de un lesionado ha de ser completo y cuidadoso evitando la manipulación excesiva e innecesaria que puede agravarlas lesiones ya existentes o producir unas nuevas.
El método de examen a emplear, dependerá de las circunstancias en las cuales se lleva a cabo. Así, en los accidentes callejeros es deseable un método rápido para obtener un diagnóstico provisional y descubrir las lesiones que requieran tratamiento inmediato, antes de movilizar al lesionado.

  El lesionado debe permanecer a la intemperie el menor tiempo posible, de hecho, el examen puede realizarse de tal manera que la mayor parte de su cuerpo permanezca cubierto durante el proceso.

Para esto las mantas y frazadas podrán ser utilizadas en el manejo inmediato, pudiendo ser parcialmente retiradas con el fin de poner al descubierto regiones individuales del cuerpo, que tan pronto como se hayan examinado podrán volver a cubrirse.

  No sobra mencionar el peligro que supone mover una persona sin conocer la naturaleza de sus lesiones. Son muchos los casos donde es enteramente posible examinar al lesionado en la posición en que ha sido encontrado.

  Al examinar un lesionado, se debe ser metódico y ordenado, desde luego guiándose por la clase de accidente o enfermedad súbita y las necesidades que reclame la situación. Debe haber una razón para todo lo que se haga.

  El primer paso en el examen de cualquier parte del cuerpo es la llamada inspección. Consiste en revisar con cautela y cuidado la parte que va a ser objeto de examen antes de tocarla. La inspección inicial descubre a menudo alteraciones que de otra manera pudieran pasar desapercibidas.

  Es importante una comparación cuidadosa con el objeto de descubrir las deformaciones naturales que ocasionalmente se encuentran en personas sanas.

  Después de la inspección el auxiliador debe palpar cuidadosamente la parte afectada, poniendo especial atención en los huesos.

  En un lesionado consciente el principal objeto de examen es descubrir las partes sensibles, pero en el que ha perdido el conocimiento el método es todavía útil, ya que puede descubrirse alguna irregularidad en los huesos, etc.

  Consideramos pertinente aclarar el significado de los términos signo y síntoma:
 

SIGNO :         Lo que el auxiliador observa en el lesionado.

SÍNTOMA :    Los que el lesionado manifiesta.

"A EL AUXILIADOR SOLO LE INCUMBE HACER UN DIAGNOSTICO PROVISIONAL, ESTE SERÁ CONFIRMADO O MODIFICADO TAN PRONTO COMO SE HAGA CARGO UN MEDICO. SI HUBIERA ALGUNA DUDA CON RESPECTO AL DIAGNOSTICO, EL LESIONADO SERÁ TRATADO COMO SI SUFRIERA LAS MAS GRAVES LESIONES"

MÉTODO DE EXAMEN

Forma Adecuada para Voltear un Lesionado

Después de tomar los Signos vitales (respiración, pulso, reflejo pupilar) es necesario realizar una serie de apreciaciones sobre el aspecto general del lesionado.

1. Observar al Lesionado

Supone una serie de elementos, entre los cuales mencionamos:

Postura :

Inmóvil o inquieto, confortable o incómodo, de espaldas o recto, piernas flexionadas, manos inquietas o temblorosas.

Expresión :

Alegre, ansiosa, hosca, irritada, excitada o indiferente, simetría facial, hinchazón.

Temperamento :

 Extrovertido, amable y hostil, impaciente, nervioso, preocupado.

Estado de conciencia :

Despierto, si contesta preguntas o está inconsciente.

2. Aflojar la ropa apretada

Si fuere necesario abrir o remover la ropa del lesionado a efecto de exponer su cuerpo para una mejor evaluación, ésta deberá, en algunos casos, ser cortada o abierta por las costuras, teniendo cuidado al hacerlo , en caso contrario puede ocasionar mayores daños.

3.Observar coloraciones en la piel

  • Cianosis (coloración azulada o violácea), observada en hemorragias severas, intoxicaciones, obstrucción de vías aéreas.


  • Palidez  en anemias, hemorragias, emociones, frío.


  • Rubicundez  (color rojo intenso) en intoxicaciones agudas por atropina y barbitúricos, esfuerzos corporales intensos, enfermedades febriles, alcoholismo crónico, ira.


  • En caso de un lesionado con piel oscura, el cambio de color puede ser difícil de apreciar. Por lo cual se hace necesario observar el cambio de color en las superficies internas de los labios, boca y párpados.


Algunas coloraciones en las mucosas pueden darnos idea de los problemas que puede tener el lesionado, así:

Negro o café oscuro:

Intoxicación con ácido sulfúrico.

Amarillo:

Intoxicación ácido cítrico y nítrico.

Blanco jabonoso:

 Intoxicación con soda cáustica.

Gris:

 Intoxicación con plomo o mercurio.

4. Examen individual de cada parte del cuerpo

La evaluación cuidadosa incluye el examen individual de cada parte del cuerpo. Es usual iniciarlo por la cabeza y seguirlo hacia abajo, si hubiera alguna señal de probable localización de una herida, se podrá fijar la atención en la parte sospechosa. Así, los desgarros del vestido, los pantalones empapados con sangre y otras pistas similares pueden señalar probables heridas. De todas maneras, aconsejamos examinar al lesionado de arriba abajo metódicamente, en el siguiente orden:

CARA

Ojos:

Levantar los párpados e inspeccionarlos cuidadosamente. El tamaño de las pupilas, su reacción a la luz y el estado de los reflejos habrán de tomarse en cuenta.

Nariz:

El escape de sangre o la salida de líquido claro por cada ventana nasal puede ser signo grave que sugiere fractura de la base del cráneo.

Oídos:

En forma análoga se puede descubrir la emisión de sangre o líquido claro (liquido cefalorraquídeo).

Boca:

 La coloración, manchas o quemaduras podrán sugerir intoxicaciones. Es necesario abrir completamente la boca y examinarla con cuidado. Se percibirá el olor del aliento que en algunos casos como los siguientes indican la causa:

Gasolina:

Intoxicación por hidrocarburos

Alcohol:

 Ingestión de licores.

Almendras amargas:

Intoxicación con cianuro.

Ajo o cebolla:

Intoxicación con fosforados orgánicos o pólvora.

Cuando se observa una hemorragia es necesario buscar su origen, por ejemplo un desgarro en la encía o en la mejilla. Al examinar la boca debe quitarse la dentadura postiza, ésta podría desplazarse y obstruir las vías respiratorias. Cuando la dentadura ha sido extraída debe ponerse a buen recaudo para devolverla al lesionado una vez esté recuperado. El aspecto y las características del vómito en caso de presentarse nos podrá orientar hacia el diagnostico:

Abundante:

Intoxicación por arsénico.

Hemorrágico:

Intoxicación con cáusticos, anticoagulantes, aspirina, alcohol o venenos de serpientes.

En copos de algodón:

Intoxicación aguda con plomo.

Fosforescente:

Intoxicación con fósforo blanco.

CABEZA

Luego de la inspección deben palparse suavemente los huesos de la cabeza buscando los posibles traumatismos que en ésta se pueda presentar.

TORAX

Durante el examen de éste, dirigir la atención hacia los huesos que lo conforma, su simetría, su deformidad. Al proceder a la palpación de las costillas el auxiliador debe iniciar su examen lo más cerca posible de la columna vertebral y seguir la exploración gradualmente hacia adelante hasta llegar al esternón. Evitando mover al lesionado se hará una revisión cuidadosa de la columna vertebral en todo su trayecto por medio de la palpación.

ABDOMEN

Inspeccionar adecuadamente esta zona, edemas, masas, heridas, o exposición de vísceras, a la vez que se localizan sitios dolorosos que nos indicarán específicamente los órganos comprometidos.

PELVIS

El examen de la pelvis debe llevarse a cabo por métodos similares a los adoptados para las costillas, Es fácil notar si los vestidos están húmedos, lo cual puede ser debido a la emisión involuntaria de orina.

EXTREMIDADES

Cada hueso de estas zonas debe ser objeto de examen, con lo cual se pondrá de manifiesto las heridas existentes. Si no hubiera signos de fractura conviene probar el movimiento de las articulaciones para excluir las dislocaciones.

5. Lesionado inconsciente

Si el lesionado está inconsciente y no se ha podido lograr su identificación, debe procurarse obtener ésta mediante los papeles o documentos que pueda llevar en su billetera o cartera o por medio de alguna persona presente, a efectos de notificar a sus familiares; siendo necesario para esto contar con la presencia de un testigo cuando se procuran obtener los documentos de identificación.

Siempre hay que pensar en la posibilidad de que se hallan producido varias lesiones en un solo accidente, por tal razón se ha hecho hincapié en la necesidad de un examen rutinario y completo, tanto en lesionados conscientes como inconscientes. Debido a la intensidad del dolor y a la gravedad del shock, un lesionado (por ejemplo, uno que se haya fracturado la pierna) quizá no sepa que también sufre otras lesiones, las cuales, por el momento, le causen menos dolor.

"La omisión del examen completo puede dar lugar a que se pasen desapercibidas las lesiones"

6. Registro Escrito

Deberá llevarse un registro escrito, claro y completo de los lesionados atendidos en cualquier eventualidad. Datos Tales como:

  • Nombre y apellidos completos.

  • Día, mes, año y hora del evento.

  • Dirección y teléfono, del lesionado o de los familiares si es posible.

  • Tipo de urgencia.

  • Lugar de ocurrencia.

  • Sitio donde se ha trasladado.

  • Registro de los signos vitales.

  • Procedimientos de Primeros Auxilios realizados.

ACTITUD

  Como se ha podido ver, las anteriores apreciaciones sobre el examen físico de un lesionado, son aplicables en la mayoría de los casos a aquellas víctimas que por la severidad de la lesión quedan inconscientes. Pero debemos tener en cuenta que muchas veces encontraremos lesionados conscientes que serán de gran ayuda en el diagnóstico y manejo adecuado de todas sus dolencias.

  Para lograr este fin, el auxiliador deberá tomar una actitud cordial, tranquila y comprensiva, con el propósito de demostrar al lesionado que su problema es la preocupación más importante. Es indispensable formular las preguntas cuidadosamente de manera que se obtengan con exactitud los datos que se desean. En consecuencia, el auxiliador que escucha con atención, simpatía y hace pocas interrupciones, suele granjearse la confianza del lesionado.

7. Interrogue al lesionado

El interrogatorio debe dirigirse primordialmente hacia los signos y síntomas que en ese momento le causan mayor molestia al lesionado, ejemplo: El dolor se describe precisando el sitio, irradiación, intensidad, duración. Debe tenerse en cuenta la relación que guarda el dolor en cuanto al alivio, agravación o desencadenamiento con funciones corporales, ejercicio y reposo. La conciencia debe evaluarse y anotarse mejor de manera descriptiva que usando términos que tienen diferentes significados.

La respuesta verbal:

No habla, los sonidos son incomprensibles, el lenguaje es confuso o esta normal.

La apertura ocular:

 No abre los ojos, los hace sólo al dolor o al hablarle, los abre espontáneamente.

La respuesta Motora:

 No hay movimientos, hay movimientos de flexión o extensión anormales, los movimientos son orientados, obedece a las órdenes.

Los tres parámetros anteriores nos permiten verificar si un lesionado, en un momento dado está supuestamente bien o al tiempo se va deteriorando. La reacciones emocionales deben manejarse con sumo cuidado, tratando de hacer entender al accidentado consciente el carácter de sus lesiones, qué procedimientos se le realizaran; como se encuentran sus acompañantes, qué paso con sus pertenencias, a donde serán trasladados, cómo se les informará a sus familiares, etc; con el fin de lograr obtener una mayor colaboración por parte de éste en su manejo.
En consecuencia el manejo lógico de los datos obtenidos del examen de un lesionado, son la base de un tratamiento adecuado.


 
"LOS PRIMEROS AUXILIOS COMIENZAN CON
LA ACCIÓN, LO CUAL EN SI MISMO TIENE UN EFECTO CALMANTE"

Permiso para la asistencia, "Conozco de primeros auxilios,
¿me permite ayudar?

  Respira?

  Sangra?

  Consciente?

  Fracturado?

  En estado de Shock?

  Otras lesiones?

"Primero ver y escuchar , luego examinar"

MÉTODO DE VALORACIÓN.

Existen variados métodos de valorar a un accidentado, pero que fundamentalmente buscamos con estos la determinación concreta de la situación de salud del lesionado y además, el localizar de manera rápida las posibles lesiones para así poder atenderlas.

Estos procesos no solo deben ser manejados con propiedad, sino también realizar prácticas constantes para detectar errores y fallas.

SIGNOS VITALES

DEFINICIÓN

Se denominan signos vitales, las señales o reacciones que presenta un ser humano con vida que revelan las funciones básicas del organismo.

Los Signos Vitales son:

  Respiración

  Pulso

  Reflejo Pupilar

  Temperatura

  Prensión Arterial Al prestar primeros auxilios es importante valorar el funcionamiento del organismo y detectar las alteraciones que son frecuentes en caso de accidentes; para ello es necesario controlar la respiración y el pulso.


La determinación de la Temperatura y Presión Arterial se realiza a nivel institucional debido a que casi nunca poseemos los equipos para la medición de estos dos signos vitales. En primeros auxilios su utilización es limitada.


El control de la respiración y el pulso, además de ser necesario para determinar los cambios que se presenten como consecuencia del accidente, orientan al personal de salud para iniciar el tratamiento definitivo.

RESPIRACIÓN



Es el intercambio gaseoso entre el organismo y la atmósfera.

La respiración consta de dos fases: la inspiración y la espiración.

Durante la inspiración se introduce el oxigeno a los pulmones proveniente de la atmósfera y en la espiración se elimina bióxido de carbono.

En la respiración además de los órganos del aparato respiratorio, intervienen la contracción de los músculos del tórax y los movimientos de las costillas. Por eso en caso de lesiones a este nivel , es indispensable el control de este signo vital.

CIFRAS NORMALES DE LA RESPIRACIÓN

Hay factores que hacen variar el número de respiraciones, entre ellas :

  El ejercicio; la actividad muscular produce un aumento temporal de la frecuencia respiratoria.

  El sexo; en la mujer la respiración tiende a ser más rápida que en el hombre

  La hemorragia; aumenta la respiración

  La edad; a medida que se desarrolla la persona la frecuencia respiratoria tiende a disminuir.
 

Cifras normales son :

Niños de meses 

30 a 40 respiraciones por minuto

Niños hasta seis años

26 a 30 respiraciones por minuto

Adultos

16 a 20 respiraciones por minuto

Ancianos

menos de 16 respiraciones por minuto

PROCEDIMIENTO PARA CONTROLAR LA RESPIRACIÓN

Para controlar la respiración, usted como auxiliador, debe contar los movimientos respiratorios, tomando la inspiración y la espiración como una sola respiración.

  Coloque el lesionado en posición cómoda (acostada) en caso de vomito con la cabeza hacia un lado.

  Afloje las prendas de vestir.

  Inicie el control de la respiración observando el tórax y el abdomen, de preferencia después de haber tomado el pulso, para que el lesionado no se de cuenta y evitar así que cambie el ritmo de la respiración

  Cuente las respiraciones por minuto utilizando un reloj con segundero.

  Anote la cifra para verificar los cambios y dar estos datos cuando lleve el lesionado al centro asistencial.
 

PULSO

Es la expansión rítmica de una arteria, producida por el paso de la sangre bombeada por el corazón. El pulso se controla para determinar el funcionamiento del corazón. El pulso sufre modificaciones cuando el volumen de sangre bombeada por el corazón disminuye o cuando hay cambios en la elasticidad de las arterias; tomar el pulso es un método rápido y sencillo para valorar el estado de un lesionado

CIFRAS NORMALES DEL PULSO

El pulso normal varia de acuerdo a diferentes factores; siendo el más importante la edad.

NIÑOS DE MESES

130 A 140 Pulsaciones por minuto

NIÑOS 

80 A 100 Pulsaciones por minuto

ADULTOS

72 A 80 Pulsaciones por minuto

ANCIANOS

60 O menos pulsaciones por minuto

SITIOS PARA TOMAR EL PULSO

El pulso se puede tomar en cualquier arteria superficial que pueda comprimirse contra un hueso.

Los sitios donde se puede tomar el pulso son :

  En la sien (temporal)

  En el cuello (carotideo)

  Parte interna del brazo (humeral)

  En la muñeca (radial)

  Parte interna del pliegue del codo (cubital)

  En la ingle (femoral)

  En el dorso del pie (pedio)

  En la tetilla izquierda de bebes (pulso apical)
En primeros auxilios en los sitios que se toma con mayor frecuencia es el radial y el carotídeo.

RECOMENDACIONES PARA TOMAR EL PULSO

  Palpe la arteria con sus dedos índice, medio y anular. No palpe con su dedo pulgar, porque el pulso de este dedo es más perceptible y confunde el suyo.

  No ejerza presión excesiva, porque no se percibe adecuadamente,

  Controle el pulso en un minuto en un reloj de segundero.

  Registre las cifras para verificar los cambios.
 

Manera de tomar el pulso carotídeo

En primeros auxilios se toma este pulso porque es el de más fácil localización y por ser el que pulsa con más intensidad.

La arteria carotídea se encuentra en el cuello a lado y lado de la tráquea para localizarlo haga lo siguiente:

  Localice la manzana de Adán.

  Deslice sus dedos hacia el lado de la tráquea.

  Presione ligeramente para sentir el pulso.

  Cuente el pulso por minuto.
 

Manera de tomar el pulso radial:

Este pulso es de mayor acceso, pero a veces en caso de accidente se hace imperceptible:

  Palpe la arteria radial, que está localizada en la muñeca, inmediatamente arriba en la base del dedo pulgar.

  Coloque sus dedos (Índice, medio y anular) haciendo ligera presión sobre la arteria.

  Cuente el pulso en un minuto.
 

 Manera de tomar el pulso apical:

Se denomina así el pulso que se toma directamente en la punta del corazón. Este tipo de pulso se toma en niños pequeños (bebes).

  Coloque sus dedos sobre la tetilla izquierda.

  Presione ligeramente para sentir el pulso.

  Cuente el pulso en un minuto.
 

REFLEJO PUPILAR

  Normalmente las pupilas se contraen al estímulo de la luz. Si ambas pupilas están más grandes de lo normal (dilatadas), la lesión o enfermedad puede indicar shock, hemorragia severa, agotamiento por calor, o drogas tales como cocaína o anfetaminas.

  Si ambas pupilas están más pequeñas de lo normal (contraídas), la causa puede ser una insolación o el uso de drogas tales como narcóticos las pupilas no son de igual tamaño, sospeche de una herida en la cabeza o una parálisis.
 

MANERA DE TOMAR EL REFLEJO PUPILAR

  Si posee una linterna pequeña, alumbre con el haz de luz el ojo y observe como la pupila se contrae.

  Si no posee el elemento productor de luz, abra intempestivamente el párpado superior y observe la misma reacción.

  Si no hay contracción de una o de ninguna de las dos pupilas, sospeche daño neurológico grave.

 

Capitulo 3

VENDAJES

Los VENDAJES son las ligaduras o procedimientos hechos con tiras de lienzo u otros materiales, con el fin de envolver una extremidad u otras partes del cuerpo humano lesionadas. En Primeros Auxilios se usan especialmente en caso de heridas, hemorragias, fracturas, esguinces y luxaciones.

El vendaje se utiliza para:

  Sujetar apósitos

  Fijar entablillados

  Fijar articulaciones

Las VENDAS son las tiras de lienzo, estas varían en tamaño y en calidad del material. Las más utilizadas son las siguientes: Venda de gasa orillada, venda de gasa kling, venda de muselina, venda elástica.

VENDA DE ROLLO

Existen en diferentes materiales como algodón, elástico, semielástico y otros como la venda de yeso. Una venda angosta se utilizaría para envolver una mano o una muñeca, mediana para un brazo o tobillo, la ancha para la pierna.  

VENDA TRIANGULAR

Como su nombre lo indica su forma es de triángulo, generalmente es de tela resistente y su tamaño varia de acuerdo al sitio donde vaya a vendar.  La venda triangular tiene múltiples usos, con ella se pueden realizar vendajes en diferentes partes del cuerpo utilizándolo como cabestrillo, doblado o extendido.

CABESTRILLO

Se utiliza para sostener la mano, brazo o antebrazo en caso de heridas, quemaduras, fracturas, esguinces y luxaciones.


Procedimiento:

  Coloque el antebrazo de la víctima ligeramente oblicuo, es decir que la mano quede más alta que el codo.

  Ubíquese detrás de la víctima y coloque la venda triangular extendida.

  Lleve el extremo inferior de la venda hacia el hombro del brazo lesionado.

  Amarre los dos extremos de la venda con un nudo hacia un lado del cuello (del lado del lesionado) NUNCA sobre los huesos de la columna vertebral.

  Deje los dedos descubiertos para controlar el color y la temperatura.

Las Curitas,

son pequeñas vendas adhesivas.

Los Apósitos

son almohadillas usualmente llenas de gasa y algodón absorbente que se colocan directamente sobre la herida.

TIPOS DE VENDAJES

Hay distintas formas de superposición de la venda, las más utilizadas son :

VENDAJE CIRCULAR

  Se usa para fijar el extremo inicial y final de una inmovilización o para fijar un aposito, también para iniciar y/o finalizar un vendaje.

  Indica en superponer la venda de forma que tape completamente la anterior.

  Este tipo de vendaje se utiliza para sujetar apósitos en la frente, miembros superiores e inferiores y para controlar hemorragias.

VENDAJE ESPIRAL

  Se utiliza generalmente en extremidades, en este caso la venda cubre el 2/3 de la vuelta anterior y se sitúa algo oblicua al eje de la extremidad.

  Se emplea una venda elástica o semielástica, porque puede adaptarse a la zona que se va a vendar.

  Se usa para sujetar gasa, apósitos o férulas en brazo, antebrazo, mano, muslo y pierna.

  Inicie el vendaje siempre en la parte más distante del corazón en dirección a la circulación venosa.


Ejemplo:
Si el vendaje es en el brazo comience por la mano hasta llegar al codo o axila, según sea necesario.

  Evite vendar una articulación en extensión, porque al doblarlo dificulta su movimiento.

  De ser posible no cubra los dedos de las manos o de los pies.

VENDAJE ESPIRAL O CON DOBLEZ

  Se utiliza en el antebrazo o pierna, Se inicia con dos vueltas circulares para fijar el vendaje.

  Se dirige la venda hacía arriba como si se tratara de un espiral.

  Se coloca el pulgar encima de la venda, se doble ésta y se dirige hacia abajo y detrás.

  Se da la vuelta al miembro y se repite la maniobra anterior, se termina el vendaje mediante dos circulares.


VENDAJE EN OCHO O TORTUGA

  Se utiliza en las articulaciones (tobillo, rodilla, hombro, codo, muñeca), ya que permite a estas tener una cierta movilidad.

  Se coloca una articulación ligeramente flexionada y se efectúa una vuelta circular en medio de la articulación.

  Se dirige la venda de forma alternativa hacia arriba y después hacia abajo, de forma que en la parte posterior la venda siempre pase y se cruce en el centro de la articulación.


VUELTA RECURRENTE

  Se usa en las puntas de los dedos, manos o muñones de amputación.

  Después de fijar el vendaje con una vuelta circular se lleva el rollo hacia el extremo del dedo o muñón y se regresa hacía atrás.

  Se hace doblez y se vuelve hacia la parte distal.

  Finalmente, se fija con una vuelta circular.


NORMAS GENERALES PARA
LA REALIZACION DE UN VENDAJE CLASICO EN ESPIRAL

La ejecución de un vendaje perfecto exige un entrenamiento previo, a continuación se indican una serie de puntos que debe regirse en una ejecución de un vendaje :

  Se colocará la zona a vendar más cómoda para el socorrista, procurando que el área afectada no este en contacto con ninguna superficie evitando además posiciones peligrosas para el accidente

  Siempre iniciará en vendaje por la parte más distal, dirigiéndose hacia la raíz del miembro, con ello se pretende evitar la acumulación de sangre en la zona separada por el vendaje.

  Se vendará de izquierda a derecha, facilitando la labor del socorrista.

  El núcleo o rollo se mantendrá en la parte más próxima al socorrista.

  No desenrollar de manera excesiva la venda.

  El vendaje debe ser aplicado con una tensión homogénea, ni muy intensa ni muy débil. El paciente bajo ninguna circunstancia después de haber terminado el vendaje debe sentir hormigueo en los dedos, notarlo frío o apreciar un cambio de coloración en los mismos.

  Se utilizarán vendas del tamaño adecuado a la zona que debe vendarse.

  Antes de iniciar el vendaje, se colocará la zona afectada en la posición en la que debe quedar una vez vendada.

  El vendaje se iniciará con la venda ligeramente oblicua al eje de la extremidad, dando dos vueltas circulares perpendiculares al eje, entre las cuales se introducirá el inicio de la venda.

  El vendaje se termina también con 2 vueltas circulares perpendiculares al eje del miembro.

  El extremo final de la venda se puede sujetar por distintos sistemas :

  Con un imperdible o un esparadrapo.

  Cortando la venda por la mitad y uniendo los extremos mediante un nudo.

  Doblando la venda hacia atrás en dirección opuesta a la que se llevaba. Cuando se llega al punto en el que se ha realizado el doblaje, se hace un nudo con el cabo suelto de la venda.

  Utilizando un ganchito especial para este fin.

  Durante la ejecución del vendaje se cubrirán con algodón los salientes óseos y las cavidades naturales, como axilas o ingles.

  Sólo se darán las vueltas precisas; la venda sobrante será desestimada.


VENDAJE PARA CODO O RODILLA

  Con la articulación semiflexionada, se efectúan dos vueltas circulares en el centro de esta, para posteriormente, proseguir con cruzados en 8, alternos sobre brazo y antebrazo, o pierna y muslo.

  Este tipo de vendaje no se debe inmovilizar totalmente la articulación.

VENDAJE PARA TOBILLO O PIE

  Se comienza con dos circulares a nivel del tobillo.

  Luego se procede a efectuar varias vueltas en 8 que abarquen alternativamente pie y tobillo, remontando de la parte distal hacia la proximal, para terminar con dos vueltas circulares a la altura del tobillo y la fijación de la venda.

VENDAJE PARA MANO Y DEDOS

  Se inicia este vendaje haciendo dar dos vueltas circulares a nivel de la muñeca.

  Se lleva la venda hacia el dedo, donde se efectúan 2 recurrentes, que son fijadas con dos circulares a nivel del dedo.

  Para terminar la operación se siguen con varias espirales en 8 entre el dedo y la muñeca, para finalmente acabar con dos circulares de fijación a nivel de la muñeca.

VENDAJE PARA PIE

  Recibe el nombre de zapatilla.

  No debe apretarse excesivamente pues, dado que si no se dejan descubiertos los dedos, es imposible el control de circulación sanguínea de los mismos.

  Se inicia en el talón dando dos vueltas circulares siguiendo el reborde del pie.

  Al llegar al 5ª dedo, se dirige la venda hacia abajo por debajo de los dedos para hacerla salir a nivel del 1ª.

  A partir de aquí se lleva hacia el talón al que se rodea, para dirigirse de nuevo al 5º dedo.

  De esta forma, se va ascendiendo por el pie a base de vueltas en 8.

  Se termina mediante 2 vueltas circulares a nivel del tobillo.

VENDAJE PARA EL OJO

  Proteger al ojo con un apósito.

  Dar dos vueltas circulares a nivel de frente sujetando el borde superior del apósito.

  Descender la venda hacia el ojo afectado, tapar este y pasarla por debajo de la oreja del mismo lado.

  Repetir esta maniobra tantas veces como sea necesario para tapar completamente el ojo.

VENDAJE PARA LA CABEZA O CAPELINA

  Para efectuarlo se precisan dos vendas.

  Se inicia efectuando una vuelta circular en sentido horizontal alrededor de la cabeza.

  Se coloca el cabo proximal de la otra venda a nivel de la frente y se dirige la venda hacía atrás, siguiendo la línea media de la bóveda craneana hasta encontrarse a nivel de la otra venda, se vuelve a efectuar una circular con esta venda de modo que quede aprisionando el cabo inicial de la 2º venda, así como la venda que se ha deslizado hacia atrás.

  De esta forma se van efectuando vueltas recurrentes con la 2º venda, que son fijadas mediante vueltas circulares con la segunda.

  Se termina con dos vueltas circulares.

VENDAJE EN FORMA DE CORBATA

  Doble la punta hacia la base de la venda, vaya por la mitad en la misma dirección, según el ancho deseado.

  Utilizado para vendar la muñeca, mano, rodilla y pie.